No hay nada como el placer de encontrar unos leggings o pantalones de yoga que quieras usar todos los días. Cuando encuentras ese ejemplar único, que son lo suficientemente ajustados sin ser muy estrechos, puedes combinarlos con cada top o zapatillas de tu armario, y la calidad del material y las costuras cómodas te ayudan a sentirte segura y fuerte con cada sesión de yoga. Pero encontrar ese increíble par de pantalones no es tan fácil como parece. Y a medida que trabajamos hacia el slow-fashion con el objetivo de preservar el medioambiente y reducir los desperdicios, encontrar un modelo diseñado para durar es más importante que nunca. Estas son las características que deben tener esos leggings soñados.

1. Busca materiales que se puedan lavar a máquina y absorban el sudor

Cuando se trata de unos buenos pantalones de yoga, recuerda que no solo los usarás en tu clase reconstituyente del viernes por la noche. También los usarás para clases más intensas, los llevarás para correr de vez en cuando, y ocasionalmente irás con ellos puestos directamente de la clase de yoga a una cita con un amigo o incluso a trabajar. Así que busca pantalones con materiales que no sólo sean transpirables y que sequen rápidamente de tal manera que no te quedes mojada, sino que también estén hechos de telas duraderas que se pueden lavar a máquina como la lycra, la poliamida o el poliéster.

 

Leggings negro

 

2. Escoge unos pantalones que estilicen tu figura

No hay nada más molesto que una prenda que se clava a la piel, así que busca prendas que sean más confortables, ergonómicas y que permitan realizar los ejercicios sin molestias, pero no renuncies a tu feminidad. Las cinturas anchas estilizan, disimulan la barriguita y te aseguran una talla menos. Los tejidos estilizan la figura de tal manera que todo lo que pongas encima queda bien. Escoge diseños rematados con cortes estratégicos que visualmente hacen que te veas mejor.

Leggings deportivos estampado en tonos violeta

 

3. Busca colores y diseños que puedas combinar con todo tu armario

Si bien los leggings divertidos y con diseños extravagantes tienen su momento y lugar, cuando inviertas en un par de pantalones como fondo de armario para tus clases de yoga asegúrate de que sean de un color que conjunte con el resto de tus prendas.

 

Pantalones de yoga que pegan con todo 

4. Manten un corte elegante en mente

¿Quieres combinar tus nuevos leggings con una camiseta en invierno y un sujetador deportivo en verano? Es difícil equivocarse con un corte de cintura alta. Si lo que te gusta es la cintura alta, no hay problema, solo asegúrate de elegir un estilo que se adapte a tus necesidades durante las cuatro estaciones.

 

Leggings negro y top estampado en tonos violeta de Adosmanos 

 

5. Elige unos leggings que sirvan para tu ‘athleisure’

¿Qué es el althleisure? Hay dos palabras que componen este término de pronunciación imposible: athletic (atlético) y leisure (ocio). Aunque sus significados son completamente opuestos, a través de esta unión, ha nacido una nueva manera de entender la ropa deportiva. Nunca fue tan trendy llevar la ropa de yoga en el trabajo o en la pista de baile una noche de sábado cualquiera; porque ya no hay razón alguna para sentirse culpable cuando caminas por la calle con tus pantalones de yoga favoritos, una sudadera y las sneakers más cómodas del universo.

 

Pantalones deportivos estampados 

 

6. Piensa en unos pantalones para todas las temporadas

Si eliges unos leggings que transpiren en verano y te protejan en invierno, esas serán las piezas que te mantendrán cómoda y segura a través de todo tipo de climas fríos sin renunciar a unos modelos hipercómodos y muy femeninos.